Por segunda sesión consecutiva ayer el principal índice de la Bolsa Mexicana de Valores, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC), finalizó con pérdidas esta vez fue la mayor caída en ocho meses.

El IPC finalizó con una caída de 1.97%, la más grande desde agosto del 2010, con lo que se ubicó en las 35,873.21 unidades, su menor nivel de seis semanas.

De esta manera en los dos días de operación que lleva de mayo, el índice, pierde 2.95%, mientras que en lo que va del año el descenso es de 6.95 por ciento.

La caída se dio en un contexto de mayor aversión al riesgo y una salida generalizada capitales de las bolsas de valores ante la falta de catalizadores que den impulso a la renta variable. Se tiene la expectativa de que en el corto plazo se verá un ajuste en los mercados.

A nivel local, además, influyeron los resultados que publicó el lunes América Móvil (AMX), la emisora con mayor peso dentro del IPC, registró caídas de 4.9% en su utilidad operativa consolidada y de 0.4% en EBITDA, aunque presentó un alza de 12.1% en su utilidad neta.

Los resultados se vieron afectados por la caída del segmento de telefonía fija después de absorber a Telmex y Telmex Internacional.

Los títulos de AMX, fueron los segundos de mayor negociación y estuvieron dentro de los 10 de mayores perdidas al retroceder 3.29 por ciento.

Pero también las acciones de las emisoras de vivienda registraron una gran debilidad, índice Habita se derrumbó 4.92%, las acciones de Homex y Geo, estuvieron dentro de las de mayor pérdida al retroceder 8.15 y 6.185, respectivamente.

Lo anterior a pesar de que sus resultados del primer trimestre presentaron sólidas cifras. Sin embargo,la falta de generación de flujo operativo libre positivo sigue preocupando, esto ha golpeado a sus acciones en los últimos meses.

REPORTES TRIMESTRALES DIERON POCO IMPULSO

De acuerdo con analistas a diferencia del desempeño de las empresas en EU, los reportes trimestrales en México han resultado en tono con las expectativas del mercado y, en algunos casos, por debajo de las mismas; factor que revela en general la afectación de la escalada de precios de las materias primas en los resultados operativos.

Por otro lado, el lento desarrollo del consumo interno también ha puesto límites a las utilidades de las empresas, ya que la recuperación económica no ha sido homogénea en todo el país.

En su reporte diario de la firma financiera Sigmun Research, se comenta que el momento álgido de niveles superiores a 38,000 puntos para el IPC, como se observó en las primeras semanas de 2011, ha pasado y tendrá reticencias para llegar a dicho nivel al menos hasta el cierre de año.

La principal razón es el recorte en la liquidez en los mercados que tendrá que observarse en los próximos meses.