La bolsa mexicana cerró este miércoles con una ligera alza, ante un nuevo revés en la negociación de un rescate financiero para la endeudada Grecia y tras la divulgación de la minutas de la Reserva Federal de Estados Unidos.

El índice bursátil IPC ganó 0.09% y terminó a 37,864.55 puntos, luego de lograr subir en la sesión más de 0.70% apoyado por el sector construcción, castigado duramente en la sesión previa.

La bolsa mexicana, en tanto, resistió el mal humor de la jornada y cerró en terreno positivo, apoyada en el repunte de los títulos del sector construcción, tras un desplome en la víspera.

"La bolsa reaccionó en función de esa noticia (la minutas de la Fed), estaba en terreno positivo y corrigió poco a poco", comentó Rodolfo Navarrete, analista de la casa de bolsa Vector.

Las acciones de las constructoras se derrumbaron el martes, golpeadas por un decepcionante resultado preliminar de Urbi, una de las mayores firmas del sector en México.

Pero el anuncio de que un programa gubernamental de subsidios a la vivienda aumentará en 70% este año animó de nuevo al sector.

Las acciones de Urbi subieron 2.25%, a 17.26 pesos, tras descender más de 19% en la sesión previa.

Los papeles de Geo ganaron 1.21%, a 19.22 pesos, mientras que los de Homex sumaban 0.33%, a 43.07 pesos.

El Indice Hábita -que agrupa las acciones de las emisoras del sector que cotizan en la bolsa- subió 0.98%, a 314.94 puntos, luego de que en la víspera se desplomó más de 13 por ciento.

ros