Empresas como IEnova, Alfa, Asur, Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP), OHL México, Pinfra y América Móvil fueron las elegidas por las afores para invertir en los sectores de energía e infraestructura, el año pasado.

Los recursos acumulados de las pensiones que se destinaron a estas emisoras a través de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) ascienden a 42,979 millones de pesos.

De acuerdo con información de la Asociación Mexicana de Administradoras de Fondos para el Retiro (Amafore), estos rubros se mantendrán este año como algunos de los prioritarios por su potencial de crecimiento.

Sólo en el ramo de energía, la inversión actual de las administradoras llegó a 115,836 millones de pesos, mientras que en infraestructura, comunicaciones y transportes el monto sumó 134,387 millones de pesos.

Otros de los vehículos que captaron el interés de las siefores en el sector energético fueron los certificados de capital de desarrollo (CKD), con 8,137 millones de pesos, que se distribuyeron entre Axis, Credit Suisse, 12 y Macquarie. El ramo con la mayor inversión fue la deuda en empresas productivas del Estado, como Pemex y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que alcanzó los 99,205 millones de pesos.

En el caso de las inversiones en infraestructura, comunicaciones y transportes, 88,300 millones de pesos se destinó a deuda; 34,484 millones de pesos al mercado accionario y 11,603 millones a CKD.

Los recursos que se dirigieron a desarrollo urbano y vivienda sumaron 104,327 millones de pesos, de los que 53,418 millones de pesos se canalizaron a deuda de Infonavit y Fovissste; 42,535 millones de pesos a los fibras y 8,374 millones de pesos a los CKD.

Sólo en el 2015, las siefores destinaron 40,766 millones de pesos, a través de diferentes vehículos, como los CKD, ofertas públicas, colocaciones primarias de deuda y fibras; este monto casi duplica al que se registró en igual periodo del 2014.

Del total del capital, 31,000 millones de pesos fueron para emisiones de deuda; en los CKD, la posición de las siefores ascendió a 4,338 millones de pesos, en tanto que para ofertas públicas llegó a 2,353 millones de pesos; en esta última participaron en Elementia, con 403 millones de pesos, y en Nemak, con 1,950 millones de pesos.

En octubre del 2014, el capital que invirtieron las afores en ofertas públicas, fibras y deuda sumó 29,817 millones de pesos. Del total, 2,109 fueron para los CKD; en fibras fueron 2,701 millones de pesos, en tanto que para deuda el monto fue por 25,006 millones de pesos.

Más recursos

Hace unos días, Carlos Noriega, presidente de la Amafore estimó que esperan duplicar o hasta triplicar la inversión de las afores en instrumentos estructurados, los que en la actualidad representan 5% de la cartera de las siefores, no obstante, ésta podría llegar a entre 10 y 15% en los siguientes años.

Afirmó que la industria aprovechará las oportunidades que se presenten en el mercado y la apertura en materia energética, ya que los nuevos vehículos detonarán la inversión en proyectos productivos.

La Amafore recordó que a partir de enero de este año, se flexibilizan los criterios para que las afores puedan invertir de manera más activa en proyectos productivos, con el fin de generar mayores rendimientos para los trabajadores.

Por ejemplo, en el caso de estructurados, se desregulará el proceso de decisión de inversión de las afores y se hará una diferenciación por tipo de instrumento, ya sea los CKD, fibras, reits y activos reales, debido a que se trata de vehículos distintos.

También se establecen con mayor claridad las políticas de elegibilidad del administrador del instrumento y se fortalecen los criterios de selección y certificación para los manejadores de fondos.

La Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) destacó que las medidas buscan fortalecer el capital humano, ya que los funcionarios que se encargarán de actividades que se relacionan con áreas de inversiones, riesgos, back office y contraloría normativa contarán con una mejor capacidad y calificación para gestionar los recursos de los trabajadores.

En consecuencia, todos los funcionarios de las afores que participen en el proceso de inversión tendrán que contar con una certificación.

[email protected]