La cotización de IAG sigue haciendo la goma alrededor de la resistencia clave a corto plazo de los 7 euros por acción. Con el apoyo de las compras de los grandes fondos ingleses, la aerolínea ha recuperado este miércoles (ha subido un 1.21% hasta los 7.04 euros) el nivel clave que ya alcanzó de forma efímera el pasado 5 de mayo, cuando la cotización se disparó un 5.69% tras la presentación de los resultados del primer trimestre.

Las grandes cifras hasta marzo superaron las previsiones de los analistas -el beneficio de las operaciones alcanzó los 170 millones de euros y supuso un nuevo récord para los resultados del primer trimestre- y provocaron nuevas mejoras de recomendación de los analistas.

El valor alcanzó un máximo anual de 7.26 euros desde los que empezó una corrección de cinco sesiones consecutivas que ganaría velocidad con la subida del precio del petróleo. Tras las realizaciones de beneficios, el valor ha recuperado potencial alcista (que los analistas cifran en alrededor del 5% desde los actuales precios de mercado) y ha atraído a los grandes fondos.

BlackRock, Invesco, Goldman y JP Morgan han realizado importantes compras de acciones en los últimos días que han permitido a IAG superar de nuevo el nivel de los 7 euros, lo que supone su vuelta a los niveles más altos desde enero de 2016. ¿Conseguirá consolidarlos y seguir subiendo en lo que queda de año?

Aunque la acción de la aerolínea es la mejor no financiera (sólo suben más Sabadell y Caixabank) del año en el Ibex 35, algunos analistas creen que aún tiene margen de mejora. Exane BNP Paribas ve la cotización en los 8.49 euros, Goldman Sachs-una de las firmas muy activas en el valor en los últimos días- establece un precio objetivo de 8.34 euros, como Liberum, mientras que Morgan Stanley lo fija en los 8.30 euros.

La última firma que ha mejorado su recomendación sobre el valor es GVC Gaesco Beka, desde neutral a acumular con un precio objetivo de 7.50 euros. "La publicación de los resultados del primer trimestre del año ha supuesto un punto de inflexión y la confirmación de que los tiempos de mejora se han adelantado", señala la firma.

En el otro lado de la balanza, los analistas de Bankinter han reducido su recomendación desde comprar a vender aunque eleva el precio objetivo hasta los 7.3 euros, en línea con el consenso del mercado. La firma cree que IAG "ya está en precio" y aprecian "un incipiente riesgo de estrechamiento de márgenes".

estrategias@eleconomista.mx