El año pasado, mientras que el precio de las acciones de la norteamericana Apple crecieron 5.42%, las de su competidor más cercano, la coreana Samsung, se desplomaron 9.86 por ciento.

Entre enero y diciembre del 2013, los títulos de Apple se apreciaron de 532.17 dólares por acción a un monto de 561.02 dólares, según datos de la Bolsa de Valores de Nueva York.

Sin embargo, Samsung vio caer sus títulos de un monto de 1 millón 522,000 wones por acción (1,441.59 dólares) a 1 millón 372,000 wones (1,299.51 dólares).

Tan sólo en el arranque de este 2014, en el primer día hábil bursátil, la empresa tuvo malas noticias, ya que sus títulos retrocedieron 4.59%, lo que representó una pérdida de 8,000 millones de dólares en el valor de la compañía.

La racha de Samsung se explica principalmente por la menor venta de su principal producto, el teléfono Galaxy S4, lo que significaría un menor margen de ganancias en el segmento de dispositivos inteligentes.

Por su parte, Apple creció por las expectativas por parte de especialistas, de una mayor demanda de teléfonos inteligentes y por su mayor venta de productos 33.8 millones de iPhones en el cuarto trimestre, esto es cerca de 25% más que en igual periodo del 2012 , según los reportes de la empresa.

El influyente diario The Wall Street Journal, pese a los sólidos resultados de Samsung en el tercer trimestre, las corredurías están continuamente reduciendo sus perspectivas sobre la compañía por la falta de claridad respecto de sus futuros motores del crecimiento.

Enfrentamiento

Ernesto Piedras, director de la firma de consultaría The Competitive Intelligence Unit (The CIU), recuerda que la competencia por el mercado de los smartphones ha enfrentado a ambas empresas, lo que se recrudeció durante el año pasado, ante el litigio de Apple en contra de Samsung por no respetar sus patentes.

En su opinión, si bien Apple lleva la delantera en el frente judicial, Samsung ha logrado mantenerse en el mercado, sobre todo en aquellos en donde sus productos son más competitivos en precio que los de su contrincante norteamericano.

El entrevistado pone de ejemplo el caso de México, al observar que en nuestro país, los principales proveedores son BlackBerry y Samsung, cada uno con 24% y 23% de los usuarios, en tanto que Apple atiende a una fracción de 14 por ciento.

El experto refirió que cada vez más consumidores se han volcado hacia los smartphones, al considerar sus funciones tecnológicas, su diseño y su precio.

En este sentido, consideró que en mercados como el de México habrá Samsung para rato, en tanto que los teléfonos de Apple crecerán a un menor ritmo.

Samsung es la cuarta mayor compañía surcoreana por capitalización de mercado. Durante 2013, sus acciones descendieron 9.9%, mientras que la bolsa local subió apenas 0.7 por ciento.

[email protected]