La gestora de inversión Legal & General Investment Management lanzó la semana pasada en Londres el primer fondo que invertirá en las empresas que muestren más diversidad en sus organizaciones.

El fondo tendrá 50 millones de libras para invertir (58 millones de euros) y destinará este capital a las empresas —de una bolsa de 350 empresas cotizadas británicas— que mejores resultados obtengan en campos como la diversidad en su consejo, en los puestos de dirección y en la fuerza laboral.

Las empresas con malos resultados en estos campos recibirán menos capital o, directamente, serán excluidas del índice.

Helena Morrissey, alta directiva de la firma y una de las voces más poderosas en Reino Unido sobre diversidad y mujeres, aseguró que el fondo, denominado Girl (niña en inglés), “es un paso muy importante para lograr la igualdad de género en el futuro. Esperamos que mande una señal muy poderosa a las empresas para que traten a fondo este asunto”.

Morrissey aseguró que el fondo espera atraer a todo tipo de inversionistas, aunque destacó que los millennials y las mujeres suelen sentirse atraídos por los productos financieros con un componente social.

Morrissey, madre de nueve hijos, fundó hace unos años el Club 30%, que busca que las mujeres ocupen este porcentaje en los consejos de administración. Recientemente, ha escrito el libro A Good Time to be a Girl (El mejor momento para ser una niña).