Royal Dutch Shell, la petrolera más grande de Europa, reportó este jueves sus ganancias anuales más bajas en al menos 13 años luego de que el desplome de los precios del petróleo redujo sus utilidades.

Shell, cuyos accionistas aprobaron la semana pasada la adquisición de su rival BG Group, informó que sus ganancias cayeron un 87% en el 2015 en una tasa interanual a 1,940 millones de dólares, en línea con las estimaciones de los analistas.

NOTICIA: Acuerdo con BG funcionará pese a bajos precios del crudo: Shell

"Shell adoptará más decisiones de impacto para superar la caída de los precios del petróleo, si las condiciones lo requirieran", dijo el presidente ejecutivo de la compañía, Ben van Beurden, en un comunicado.

La ganancia ajustada por costo de suministro (CCS) excluyendo ítems identificados, su forma preferida de medición de utilidades, bajó un 44% en el cuarto trimestre a 1,830 millones de dólares.

En el último año, Shell ha eliminado proyectos multimillonarios, incluyendo su controvertido programa de exploración en el Mar Ártico de Alaska, el yacimiento de gas de Bab en Abu Dabi y el proyecto de arenas petroleras de Carmon Creek en Canadá.

La noruega Statoil informó este jueves que reducirá el gasto en capital en 2016 en 1,700 millones de dólares anuales.

NOTICIA: Fusión entre Shell y BG desafía a ExxonMobil

El gasto de capital para todo el año de Shell fue de 28,900 millones de dólares, 8,400 millones de dólares menos que en el 2014. Se espera que el gasto de capital para el grupo Shell-BG llegue a 33,000 millones de dólares en el 2016, una reducción del 45% desde su gasto combinado.

La ganancia ajustada por costo de suministro (CCS) excluyendo ítems identificados, su forma preferida de medición de utilidades, bajó un 44% en el cuarto trimestre a 1,830 millones de dólares.

Shell vendió 5,500 millones de dólares en activos en el 2015, informó la compañía.

erp