Durante el 2012, los fideicomisos de inversión en bienes raíces (Fibras) obtuvieron financiamiento por 27,730 millones de pesos en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) mediante el debut de dos de dichos instrumentos y una nueva colocación de Fibra Uno.

Poco antes de que concluyera el año, dos nuevas Fibras debutaron en la BMV: Fibra Hotel y Fibra Macquarie. Las ofertas iniciales de Certificados Bursátiles Fiduciarios Inmobiliarios (CBFIs) de ambas dieron un monto total de 18,853 millones de pesos, a los que se sumó la segunda colocación de Fibra Uno por 8,876 millones, realizada en marzo pasado.

En la ceremonia de colocación de Fibra Macquarie, el director general de Real Estate Investment Trust (REIT) para Latinoamérica, Jaime Lara, explicó: En el mercado mexicano, existe una gran oportunidad para llevar al público inversiones en el sector inmobiliario (…) y, con los cambios regulatorios, la Fibra toma mucha fuerza .

De acuerdo con Luis Téllez, presidente de la BMV, el mercado para este tipo de instrumentos luce muy bien y, al menos en tubería, se tienen cinco Fibras, aún confidenciales, que buscan listarse en el mercado bursátil mexicano en adelante.

Por ahora, sólo Fibra INN, otro fideicomiso relacionado con el sector hotelero, es la única conocida y su oferta podría llegar incluso antes de que concluya el año.

Hay mucho apetito en el mercado mexicano e internacional, por ser satisfecho en el mercado de bienes raíces en México , agregó Lara, quien no descartó que pudieran volver a la BMV a realizar una nueva colocación para ampliar su portafolio.

El Fideicomiso, que hoy día cuenta con 244 naves industriales, buscará adquirir en adelante oficinas e incluso centros comerciales, en una segunda etapa, agregó Lara.

La Fibra tuvo un buen recibimiento entre inversionistas internacionales y locales, dijo Ruy Halffter, director de mercado de capitales y banca de inversión de BBVA Bancomer, uno de los agentes colocadores del fideicomiso.

MACQUARIE, LA MAYOR FIBRA DE AL

En México, hubo más de 3,200 inversionistas y dos afores con una participación importante; mientras que en el exterior, hubo inversionistas de Chile, Brasil y Europa.

La oferta inicial de Fibra Macquarie por 14,716 millones de pesos fue la segunda más grande en la BMV este año, después de que Santander México colocara poco más de 52,000 millones de pesos y se convirtiera en la mayor colocación de una Fibra en la BMV y la más grande de su tipo en América Latina.

Téllez enfatizó que el 2012 fue un buen año para la BMV; lograron canalizar cerca de 752,800 millones de pesos al sector productivo de la economía mexicana mediante colocaciones accionarias, de deuda e instrumentos como las Fibras y los CKDes.

En lo que respecta a los certificados de desarrollo (CKDes), el Presidente de la BMV recordó que desde su creación, en el 2009, a la fecha, hay 28 emisiones por un monto de 5,237 millones de pesos que han financiado infraestructura, energía, bienes raíces y capital privados.

En lo que toca sólo a las colocaciones accionarias, Téllez dijo que, por el momento, se cuentan con siete empresas que podrían buscar llegar al mercado de capitales en adelante, mientras que una está próxima a iniciar su road show en enero: Geupec. No obstante, no espera que el monto supere al del 2012, luego de la histórica colocación de Santander México.

[email protected]