Fibra Haus ha iniciado los trámites para listarse en la Bolsa Institucional de Valores (BIVA) como un fideicomiso de inversión en bienes raíces del sector comercial y de vivienda media y residencial en renta en México, mostrando los documentos de la oferta.

La propuesta de inversión del Haus en activos de vivienda en renta es la segunda que está en vías de salida en el centro bursátil, un segmento que aún no está representado entre las fibras que actualmente cotizan en el mercado de valores.

La información disponible sobre los términos de la oferta aún es escueta, no se han revelado detalles como la cantidad de capital que estima recaudar con la emisión de certificados bursátiles fiduciarios inmobiliarios (CBFI) ni la fecha prevista de su debut.

Pero indica que los activos que enfibrará están integrados por un portafolio inicial formado por dos terrenos en etapa de pre desarrollo con un enfoque en vivienda en renta y locales comerciales.

Los recursos captados por la venta de certificados inmobiliarios serán para adquirir las propiedades del portafolio inicial. Dichos activos “suman 51,198 metros cuadrados de área total potencial construible, 35,894 metros cuadrados de área bruta rentable y, en conjunto, una vez completados los planos de desarrollo, contará con 589 unidades de vivienda en renta”, muestra el documento.

Estas operaciones se localizan en la Ciudad de México y en Querétaro, ciudades relevantes para el negocio inmobiliario y con alto potencial de crecimiento en vivienda en renta de los segmentos medio y residencial.

En México, el mercado de vivienda en renta institucional es poco profundo. Según datos de Haus, actualmente hay 35 propiedades en operación y en desarrollo especializadas en este nicho, las cuales se componen de 4,600 unidades existentes y 7,650 en desarrollo.

Hay 13 empresas dedicadas a la operación y comercialización de estas propiedades y más de 10 marcas comerciales con ubicaciones en la Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara.

“Estimamos que existen aproximadamente 16,000 millones de pesos en activos estabilizados y 27,000 millones de pesos en activos en desarrollo sumando un total de 43,000 millones de pesos”, cita Fibra Haus en el documento de la oferta.

Fibra Haus ha sido ideado por un grupo de empresarios, con experiencia en el sector inmobiliario, banca de inversión y desarrollo de negocio que en conjunto administran 32,000 millones de pesos en activos.

Los nombres detrás del fideicomiso inmobiliario son Eduardo González, co-fundador de VRE Capital; Andrés García, director en la división de Mercado de Capitales en Cushman & Wakefield, firma de servicios inmobiliarios.

El directivo desarrolló la primera plataforma de vivienda en renta institucional en México en Prudential. Así como Daniel Braatz, cofundador de FHipo, una empresa que ya cotiza en Bolsa y que administra un portafolios de créditos hipotecarios.

judith.santiago@eleconomista.mx