El Estado portugués cedió el 75% del banco de transición Novo Banco, sucesor del Banco Espirito Santo (BES) al fondo estadounidense Lone Star, que se comprometió a recapitalizar la entidad con 1,000 millones de euros, anunció este viernes el banco central del país.

Se trata de un precio muy inferior a las expectativas iniciales del Estado y de los bancos con actividad en Portugal, que inyectaron un total de 4,900 millones de euros en Novo Banco en agosto de 2014.

Esta entidad heredó activos considerados sanos del BES, que quebró tras una serie de irregularidades contables.

[email protected]