Tras la falta de un acuerdo entre los grandes exportadores mundiales de petróleo este domingo en Doha, Qatar, queda la expectativa sobre cómo reaccionarán los mercados el lunes.

Con respecto a las consecuencias, hay muchos factores que influencian los precios y los fundamentos del mercado del petróleo siguen siendo positivos.

Un proyecto, suscrito en febrero por Arabia Saudita, Rusia, Qatar y Venezuela, buscaba congelar la producción de crudo con el fin de contrarrestar la oferta excesiva hasta que la demanda se reactive el tercer trimestre del 2016.

La reunión congregó a una quincena de países, mayoritariamente miembros de la OPEP.

El centro de la discordia

Irán estuvo en el centro de las discusiones, ya que Teherán se opone a congelar la producción, luego de pasar años fuera del mercado por las sanciones internacionales, recién levantadas tras el acuerdo sobre el programa nuclear con las grandes potencias.

Según una fuente citada por la agencia de prensa rusa Ria-Novosti, Arabia Saudita exigió como condición que en el acuerdo participarán todos los países de la OPEP.

Las divergencias entre Irán y Arabia Saudita, dos rivales regionales en los conflictos de Medio Oriente, ya habían surgido antes de la reunión.

La reunión de Doha es para las personas que quieren participar en el plan de congelación de la producción , declaró el ministro iraní del Petróleo, Bijan Namdar Zanganeh, citado en el sitio web de su ministerio.

En la medida en que no está previsto que Irán firme ese plan, la presencia de un representante de Irán en la reunión no es necesaria , agregó.