A un mes de la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, México todavía no tiene claro el panorama sobre cómo afectará a las inversiones y al crédito la nueva relación entre ambos países, así lo reconoció Alberto Torres, director del área de crédito público de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

En el marco del 12° Cumbre Financiera Mexicana que se llevó a cabo hoy en la Ciudad de México, el funcionario aseguró que los portafolios de crédito no están en peligro, sin embargo enfrentan varios desafíos principalmente por la renegociación del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN).

Con la nueva relación entre México-EU no sabemos todavía cómo va a ser afectada la inversión, pero está claro que los portafolios de crédito no están en peligro , indicó.

Torres indicó que ante este alto nivel de incertidumbre se están definiendo los siguientes tres principales desafíos:

El primero, esta relacionado con los nuevos acuerdos y cambios en el TLCAN que llevarán a cabo los próximos días.

El segundo, tiene que ver con la capacidad de estas economías de poder traducir las negociaciones en crecimiento a corto y largo plazo.

Y finalmente, refiere el funcionario, las coberturas que se están usando para crear grandes esfuerzos fiscales.

alba.servin@eleconomista.mx