Tras calificar el 2021 como un año “exitoso” en el plano de colocaciones en la Bolsa Institucional de Valores (Biva), Santiago Urquiza, presidente de Central de Corretaje (Cencor), sostuvo que en el 2022 habrá más reactivación y se concretarán las colocaciones que quedaron pendientes.

“Tuvimos un año exitoso en colocaciones, vamos liderando el mercado de deuda, ya anunciamos la segunda oferta pública inicial (OPI) que saldrá en febrero”, sostuvo durante una conferencia virtual con motivo de la primera bursatilización por 150 millones de pesos de Pretmex, empresa que ofrece financiamiento para capital de trabajo a pequeñas y medianas empresas.

A finales del mes pasado, Globcash, una empresa dedicada al negocio de empeños con presencia en México y Guatemala, hizo público sus planes para llevar a cabo una OPI en Biva, después de un desierto mercado de ofertas accionarias en México.

Una vez que se concrete el listado de la empresa de empeños, serán dos ofertas públicas iniciales celebradas en la Bolsa Institucional de Valores. La primera fue Cox Energy América, una compañía del sector de energía fotovoltaica, que debutó en julio de 2020.

El presidente de Cencor, la empresa controladora de Biva, manifestó su optimismo, al tiempo que aseguró que el próximo año será también de crecimiento para la plaza bursátil.

“Veremos a Biva de mayor tamaño el próximo año. Sentimos que va tomando cada vez más camino, innovando más en el mercado”, comentó. “La parte de operación va a tener un incremento importante, con ajustes regulatorios que va a permitirnos ser más competitivos en la parte de operación”, confió.

Buscará aumentar demanda

En el mismo evento, María Ariza, directora general de Biva, subrayó que siguen atrayendo a nuevas empresas a Bolsa, sin embargo, consideró que también le darán mayor atención a la parte de la demanda, aumentando la base de inversionistas.

“Creemos que seguimos dando pasos sólidos, atrayendo nuevas empresas al mercado como Pretmex, también hemos logrado atraer a emisores recurrentes que han optado por darnos un voto de confianza y después quedarse con nosotros (...) Creo que tenemos que enfocarnos ahora mucho en la parte de la demanda”, consideró.

Dijo que en este año se han financiado más de 200,000 millones de pesos a través de Biva mediante los diferentes vehículos financieros como deuda tradicional y bonos temáticos, Fibras E, Certificados de Capital de Desarrollo (CKD) y Certificados de Proyectos de Inversión (Cerpis).

María Ariza hizo énfasis en el papel que están tomando los bonos temáticos o bajo la etiqueta verde, social y sustentable, por lo que seguirán impulsando este tipo de financiamiento que en este año fue activo.

“Se ve por fin que hay más apetito para ciertos instrumentos y sobre todo en empresas que tienen potencial. Ojalá podamos ver hacia adelante una mayor actividad de los inversionistas, mayor apetito, creo que éste es el foco más importante para nosotros”, finalizó María Ariza.

judith.santiago@eleconomista.mx