El fabricante brasileño de aeronaves Embraer SA, el tercero mayor del mundo, reportó ganancias netas de 135 millones de reales (unos 43 millones de dólares), por debajo de los 386 millones de reales del año previo, por un descenso en los envíos.

Las utilidades netas en el primer trimestre del tercer mayor fabricante mundial de aviones comerciales se desplomaron un 59 por ciento, frente al año previo, a 43 millones de dólares.

Pese a todo, las ganancias superaron las expectativas promedio de 18 millones de dólares de un sondeo de Reuters a analistas, ya que una oscilación cambiaria redujo impuestos aplazados de Embraer, un efecto que no suele ser tenido en cuenta por los analistas.

Embraer reafirmó sus objetivos operativos para el año completo, dando por hecho una recuperación de las entregas de aviones comerciales y ejecutivos, así como el lanzamiento esta semana de un satélite geoestacional que tuvo que ser pospuesto el mes pasado por una huelga general en la Guayana Francesa.

"El primer trimestre fue algo decepcionante, pero estamos muy confiados en el mantenimiento de nuestra orientación para el año", dijo el presidente ejecutivo, Paulo Cesar Silva, en una comunicación con analistas.

Las acciones de Embraer llegaron a caer 3.4% en las operaciones en Sao Paulo a un mínimo de cuatro meses de 14.84 reales. Sus títulos eran los que más bajaban en el índice Bovespa, que trepaba 1.6% en el día.

Las utilidades antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización bajaron un 40 por ciento a 96 millones de dólares, por debajo de las proyecciones de 131 millones de dólares.

Silva destacó la "gran actividad" en sus campañas de ventas entre las aerolíneas de Estados Unidos y otras partes, al tiempo que se mostró confiado en que este año recibirán el primer encargo de fuera de América Latina del avión de carga militar KC-390, actualmente bajo desarrollo.

(Actualización: 12:56)

erp/abr