El banco de inversión estadounidense Goldman Sachs elevó sus pronósticos para los precios a corto plazo del maíz y la soya, citando la robusta demanda de exportaciones de ambas materias primas y la agitación en Ucrania, el tercer exportador mundial de maíz.

Goldman mencionó en una nota a clientes que su nueva estimación para el precio a tres meses de la soya en la Bolsa de Chicago era de 14 dólares por bushel, un alza respecto de los 12.50 dólares previos.

El banco revisó a la baja su proyección a seis meses para el precio de la soya a 10.50 dólares, frente a 11.50 dólares, pero elevó su previsión a 12 meses a 10.50 dólares, desde los 9.50 dólares previos.

Esperamos ahora que los inventarios de soya en Estados Unidos se acerquen a niveles críticamente reducidos este verano boreal , dijo Goldman.

Para el maíz, el banco elevó su previsión de precios a tres meses a 4.50 dólares por bushel frente a 4.25 dólares, dado nuestro pronóstico de mayores exportaciones y producción de etanol y menores existencias en Estados Unidos de lo que esperábamos , agregó.

El banco estadounidense dijo que la agitación política en Ucrania ha propiciado un impulso en los precios del maíz y que los inventarios globales deberían resistir cualquier interrupción en las exportaciones en el país del Mar Negro, añadió.

Goldman mantuvo sin cambios su pronóstico para el precio de la nueva cosecha de maíz en 4 dólares.