En el acumulado del año, las ventas crecieron 0.5% en comparación al 2014. Las ventas mismas tiendas aumentaron 1.4% a/a, crecimiento menor al de la industria autoservicios, lo que implica que perdió participación de mercado a lo largo del año.

Los formatos con mejor desempeño fueron Bodega Comercial Mexicana y las tiendas Comercial Mexicana. La región metropolitana de la Ciudad de México sigue teniendo el mejor desempeño en el país, así como en la parte noroeste.

Las mejores categorías fueron textiles, líneas generales y perecederos. La empresa mantiene uno de los mejores manejos de mercancía con un bajo nivel de merma.

Sin embargo, hacia inicios de año, en los formatos de Comercial Mexicana se ha empezado a ver cierto deterioro en el área de perecederos, que es uno de los principales impulsos de compra en las tiendas.

La inversión en precios fue más agresiva en el cuarto trimestre del año con lo que el margen bruto se disminuyó en -310 puntos base, llegando a 21.98%.

El margen bruto en el año completo tuvo una disminución de -110 puntos base para ubicarse en 23.4 por ciento. Una alta inversión en precios para ser más competitivos en el sector resultó en presiones del margen bruto.

La baja en tarifas eléctricas y en sueldos ayudó a compensar el alza en gastos administrativos. Aun así, el EBITDA en el cuarto trimestre del año disminuyó 42%, llevando al margen EBITDA a 5.3%, por debajo del registrado en el cuarto trimestre del 2014 de 9.14%, una baja de -384 puntos base.

Durante el 2015, el margen EBITDA fue de 7.7%, que se compara con el registrado en el 2014 de 8.8%, disminuyendo -110 puntos base en el año.

Los resultados de la empresa se deterioraron hacia el cierre de año. A pesar de la importante inversión en precios, no se logró un mayor avance en ventas. Asimismo, un mayor nivel de gastos administrativos deterioró aún más el resultado operativo.

La empresa enfocó todos sus esfuerzos en la venta de la mayoría de sus tiendas a Soriana, lo que resultó en una escisión y posterior venta de activos.

Éste es el último trimestre en el que se registran las operaciones conjuntas y el primer trimestre del 2016 ya sólo reflejará los resultados de las tiendas con las que se quedó La Comer. La mayoría en los formatos de City Market, Fresko y Sumesa y con tiendas Comercial Mexicana que serán convertidas.

Inicialmente, en lo que el mercado logra absorber este cambio, los resultados pueden ser limitados y con gastos relacionados con el acondicionamiento de las nuevas tiendas y redefinición de campañas promocionales.

Conforme avance el año se podrán empezar a mostrar mejores resultados con formatos enfocados en un segmento de la población relativamente desatendido y con una buena oportunidad de crecimiento en los siguientes cinco años.

Para el 2016, se tiene pactada la apertura de 6 nuevas tiendas, de las cuales tres serán del formato Fresko y tres City Market. Hacia adelante, se espera la apertura de entre siete y ocho tiendas por año. Hacia los siguientes años, el crecimiento promedio de metros cuadrados será de 6% esperado.

Conclusión

Estimamos un crecimiento de 4% en ventas para el 2016, esperando que algunas de las tiendas estén en proceso de remodelación y un mayor crecimiento hacia los siguientes años.

La empresa queda con una alta rentabilidad y gran capacidad de crecimiento que le dará valor.

Para el EBITDA, estimamos que se tenga algo de presión por los costos y gastos que implica la operación de la nueva empresa, así como los costos de remodelación y gastos de preapertura. Nuestro estimado de margen EBITDA para el 2016 es de 7 por ciento. Sin embargo, hacia adelante la empresa podría estar teniendo un margen EBITDA de alrededor de 10% superior al de la competencia.

Recomendamos Compra de las acciones de La Comer, considerando un alto potencial de crecimiento con una mayor rentabilidad. Nuestro precio objetivo para el cierre del 2016 es de 20.5 pesos por acción.

El primer año de operación puede ser atípico en lo que se ejecuta el proceso de reestructura de la empresa y se llevan a cabo las remodelaciones de las tiendas. Hacia adelante se espera que aumente el rendimiento, logrando márgenes más favorables que el resto de la competencia.

*Cristina Morales es analista bursátil senior de Signum Research

[email protected]