¿Pertenece a la generación que nació entre 1980 y 1995? ¿Ha pensado cuál será su nivel de vida cuando llegue a los 65 años? ¿Destina parte de sus ingresos al ahorro voluntario? Para los Millennials, jóvenes de entre 20 y 35 años, pensar en su jubilación no es una prioridad; sin embargo, el tiempo puede estar jugando en su contra.

En México, 24% de la población económicamente activa es decir, 30 millones de jóvenes está dentro de este sector, y a pesar de que 39% de ellos piensa en ahorrar para su retiro, sólo 13% está haciendo algo al respecto.

Durante el taller El Ahorro, el Talón de Aquiles para los Jóvenes, Leopoldo Somohano, director corporativo de Planeación Estratégica de Principal Financial Group, mencionó que una de las principales problemáticas que enfrenta esta generación es la falta de planeación en la distribución de sus ingresos.

Ante este escenario propone que sea el ahorro lo primero que se descuente de los ingresos y lo que sobre se destine a los gastos, y no que sea el ahorro lo que sobre de los gastos.

Todo este entorno nos está llevando a que cada uno de nosotros tenemos que ser responsables pornuestro propio destino y si a esto

le agregamos que el mercado laboral está sumamente competitivo, fomentar el ahorro voluntario debería ser un prioridad , dijo.

Ahorro voluntario

Por su parte, Francisco Villa Jasso, director de Soluciones Grupales de Principal, opina que si no se empieza con un ahorro voluntario

a temprana edad y no lo fortalece con un plan privado podría recibir hasta 51% menos de su pensión.

El tiempo es un recurso no renovable, el capital financiero va creciendo, pero el capital humano disminuye; si se toma la sabia decisión de ahorrar, cuando se llegue a los 65 años quizá ya no tengamos capital humano , concluyó.

El ejemplo

Imagine a un joven de 25 años que recién encontró un empleo formal, cuyo ingreso son 7,000 pesos mensuales. En esta etapa, la aportación obligatoria a su afore es de 455 pesos (6.5% de su salario). No interrumpe su carrera de cotizaciones durante 40 años, con un rendimiento anual de 7.99% (promedio Siefore 4). Considerando una inflación anual de 3% y un incremento salarial de 5%, esta persona va a acabar ganando en términos reales 46,900 pesos cuando llegue a su edad de retiro. Su pensión sería de casi 3 millones de pesos.

alba.servin@eleconomista.mx