El año pasado fue un año difícil para el sector minero mexicano y lo comprobaron los resultados financieros del cuarto trimestre del 2013 de Grupo Peñoles y de Fresnillo, una de sus subsidiarias.

Peñoles, por ejemplo, reportó una caída de 94.8% en su utilidad neta, golpeada por una baja en el precio de sus principales productos.

Peñoles tuvo utilidad neta de 152.4 millones de pesos durante el periodo entre octubre y diciembre, frente a los 2,934.5 millones de pesos del mismo trimestre del año previo.

La compañía reportó ventas netas por 14,943 millones de pesos en el cuarto trimestre, un descenso de 32.4% frente a las del mismo periodo del 2012.

Peñoles, que opera a Fresnillo, el mayor productor mundial de plata primaria, reportó que el precio de ese metal cayó 36.4% en el trimestre, mientras que el del oro bajó 26 por ciento.

A sus resultados también contribuyó una apreciación de 3% del peso mexicano en todo el año, que afectó las ventas denominadas en dólares más de 95% y encareció sus costos de producción en pesos, refirió la empresa.

Analistas de Intercam advirtieron que varios eventos se gestaron durante el último trimestre del 2013, los cuales afectaron los resultados de la minera.

En primer lugar, la publicación en el Diario Oficial de la Federación de las regalías al sector minero, que representan 7.5% del EBITDA y 0.5% de las ventas de metales preciosos.

En segundo lugar, el cese de la suspensión que la Secretaría de la Defensa tenía para el uso de explosivos en la mina Noche Buena, quedando pendientes el caso de Herradura (que se resolvió en este primer trimestre del 2014 y era la más importante) y Soledad-Dipolos.

En tercer lugar, fue destacable la colocación de un bono por 800 millones de dólares con vencimiento en el 2023.

Los analistas indicaron que la deuda del periodo se incrementó notablemente, pero no sus razones de Deuda Neta/EBITDA, la cual se mantiene en 0.0x por la colocación de acciones de Fresnillo, entre otras cosas.

Finalmente, está el pago de un dividendo extraordinario que, en otro caso, Fresnillo hubiera pagado a Peñoles durante el 2014.

valores@eleconomista.mx