El peso mexicano finalizó sus operaciones del jueves con un apreciación superior a 1%, tras alcanzar un precio de 14.59 pesos por dólar en negociaciones al mayoreo, luego de que el BCE decidiera hacer mas laxa su política monetaria.

La divisa mexicana se recuperó una vez que el BCE optara por expandir su programa de compra de bonos para adquirir deuda soberana de países miembros de la eurozona, incluyendo a aquellos que continúan recibiendo apoyo del Fondo Monetario Internacional (FMI) desde la crisis financiera.

La moneda se revaluó al igual que otras divisas de economías emergentes, cuyos activos soberanos ofrecen altas tasas de rendimiento, en comparación a los papeles de Estados Unidos, la eurozona y otras economías avanzadas, lo cual llevo al tipo de cambio a cotizar a un nivel de la jornada de 14.5850 pesos por dólar.

El real brasileño siguió el mismo ritmo de apreciación tras experimentar una ganancia de 1.03% frente al dólar, mientras el rand sudafricano ganó 0.99%, la lira turca avanzo 1.05% y el rublo ruso se revaluó 1.42 por ciento.

Pero, divisas de economías avanzadas presentaron depreciaciones, como la corona danesa, que se devaluó 2.46%, y el euro, que perdió 2.33% para ubicarse en 1.1357 dólares por euro, su nivel de cierre mas bajo desde el 2009.

La directora de análisis económico y bursátil de Banco Base, Gabriela Siller comento que a nivel global los inversionistas optaron por comprar instrumentos del mercado de dinero, de países con mayores tasas de rendimiento, favoreciendo a su vez la demanda por divisas de economías avanzadas como el euro.

Señalo que el rendimiento de los Bonos del Tesoro a 10 años cerraron en niveles de 1.87%, mientras que en México la tasa de interés de los papeles del mismo plazo, mostraron un retroceso de cinco puntos porcentuales, colocándosela en 5.39 por ciento.

[email protected]