La moneda mexicana estrenó la semana moviéndose con optimismo en una jornada positiva para los mercados financieros donde se veían alzas en las bolsas y un debilitamiento global del dólar.

Los datos económicos en México sobre la inflación influyeron positivamente al ubicarse en 0.12% contra el 0.21% esperado, mientras que en los Estados Unidos se reportó el PMI preliminar de servicios por debajo de lo esperado, y se sumaba a la serie de datos negativos para la economía estadounidense que hacía dudar si la Reserva Federal mantendrá el mismo ritmo en la reducción de su programa de estímulos. Esto cobra relevancia por la presentación que tendrá la presidenta de la FED, Janet Yellen, este jueves ante el comité bancario del Senado, que se había suspendido por las difíciles condiciones climáticas. Sus comentarios serán clave para saber si hay alguna modificación en la política monetaria por los débiles datos económicos o sólo se le atribuye al duro invierno en los Estados Unidos.

En México se veía con optimismo la captura del capo mexicano, Joaquín "El Chapo" Guzmán, uno de los narcotraficantes más buscados del mundo, lo que llamó la atención del país en los medios internacionales.

Análisis Técnico

El peso mexicano sigue en su intento por un mayor fortalecimiento, aunque no ha podido recuperarse por debajo del 13.17, y mantiene algunas señales de precaución. No obstante, los indicadores direccionales ya advierten una mayor recuperación para la moneda azteca. El riesgo es que se dé una apreciación sobre el nivel 13.31 pesos-dólar, que reactivaría las señales alcistas para el billete verde estadounidense con posibilidades de alcanzar los 13.40-13.60, pues estaría haciendo un pull-back en la formación triangular. Para evitar lo anterior es necesario que el peso tenga un fortalecimiento debajo de su promedio móvil de 100 días y deje una mejor señal.

*Analista de Divisas, MetAnálisis

[email protected]