Washington. - Los nuevos pedidos de bienes duraderos hechos en Estados Unidos subieron más de lo esperado en abril, impulsados por las órdenes de costosas aeronaves, mostraron datos del Gobierno, aunque cayeron por primera vez en tres meses al excluirse el sector transporte.

El Departamento de Comercio informó que los pedidos de bienes manufacturados para larga duración subieron un 2.9% a 193,890 millones de dólares, el nivel más alto desde septiembre del 2008, tras un dato plano en marzo.

Analistas consultados por Reuters esperaban que las órdenes de bienes duraderos subieran un 1.3% en abril, desde el dato preliminar de marzo de un declive del 1.2 por ciento.