Para la segunda mitad del 2016 se anticipan episodios de nerviosismo en los mercados financieros: el incremento en tasas y las elecciones presidenciales en Estados Unidos, así como las consecuencias del Brexit van a afectar los mercados. Los analistas esperan un dólar cerca de 20 pesos y la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) con un nuevo nivel máximo en lo que resta del año.

Para Mario Copca, analista de mercado de cambios de la firma MetAnálisis, se esperan eventos importantes que afectarán los mercados y el peso mexicano se ha visto muy vulnerable a los efectos externos. Para el segundo semestre del año es probable que el dólar pueda registrar un nuevo máximo histórico y tocar los 20 pesos. Hay eventos que no se resolvieron en la primera mitad del año como el incremento de tasas en la Reserva Federal (Fed) y el plan que se aplique para la salida del Reino Unido de la Unión Europea, entre otros , dijo Copca.

NOTICIA: Peso borra pérdidas de junio gracias al Banco de México

James Salazar, analista financiero de CI Banco, dijo que se espera volatilidad para los siguientes meses y que debido a las expectativas de la economía internacional, el mercado anticipa estímulos monetarios por parte de los principales bancos centrales. Aún hay preocupación por el ritmo de la economía en China. La salida del Reino Unido de la Unión Europea va a implicar medidas económicas. Los inversionistas están esperando estímulos de los principales bancos centrales, la mayor liquidez global podría empujar los mercados una buena racha podría acercar a la BMV a los 47,000 puntos, pero el nerviosismo también podría tirar los mercados , dijo Salazar.

NOTICIA: Brexit hará menos fuerte el crecimiento mundial: FMI

Los especialistas coincidieron en que la segunda mitad del año será tan volátil como el primer semestre, pero el factor Donald Trump se convertirá en un elemento de riesgo para noviembre. Por el momento, el mercado ha tomado con cautela el discurso político del precandidato republicano y las elecciones en Estados Unidos.

En la primera mitad del año, la BMV tuvo un rendimiento de 7.11 por ciento. En enero tocó el piso de los 40,000 puntos y el pasado 8 de junio tocó su punto más alto del año, al registrar 46,263.84 unidades.

El dólar en su comparación con el peso cerró la primera mitad del año con un incremento de 6.07%, su punto más alto en la historia. Fue el observó el 11 de febrero cuando se vendió 19.4025 pesos por unidad en su cotización interbancaria.

En la más reciente encuesta de expectativas de los analistas del sector privado del Banco de México, los encuestados consideran que la debilidad del mercado externo y la economía mundial y la inestabilidad financiera internacional como los principales factores que podría obstaculizar el crecimiento del país.

gustavo.delarosa@eleconomista.mx