Los recientes eventos en el Viejo Continente han mermado el valor de la moneda europea frente a la divisa estadounidense, principalmente por la victoria electoral de Donald Trump el 8 de noviembre y la reciente alza de tasas de interés de la Reserva Federal de Estados Unidos.

El jueves el euro cerró en una cotización de 1.041 dólares por euro, lo cual lo ubicaría en su peor nivel en 13 años, desde el pasado 7 de enero del 2003, cuando cotizó en 1.0414 dólares por euro.

Se depreció 1.17% frente al dólar.

La moneda europea en su cotización presenta una baja y en lo que va del año de 4.14%; cotizaba el 31 de diciembre del 2015 en 1.0860 dólares por euro.

Los inversionistas que esperaban un final de año tranquilo quedaron sorprendidos por la firmeza del mensaje enviado por la Fed. La muy determinada agenda fijada para el 2017 le permite al dólar alcanzar sus mayores cimas en 14 años , comentó Lukman Otunuga, analista de FXTM.

Europa se mantiene

A diferencia de la Fed, el Banco Central Europeo (BCE) ha decidido mantener su política expansiva de compra de activos, tras su última reunión de gobernadores, llevada a cabo el pasado 8 de diciembre.

La divergencia de políticas monetarias de BCE y de la Fed hace que nos acerquemos a niveles de paridad euro-dólar , destacó Michael Hewson, de CMC Markets.

El analista añadió que la inestabilidad política en Europa y las inquietudes sobre su sector bancario pueden afectar en el 2017 al euro. El peso mexicano, por su parte, tuvo la mayor apreciación frente al euro en un mes. El jueves, el peso avanzó frente a la moneda europea 1.79% a 21.162 pesos por euro.

La última vez que la moneda mexicana tuvo un incremento así fue el 15 de noviembre, cuando el peso ganó 2.18%, al pasar de 22.20 a 21.71 pesos por moneda europea.

Euro, a la altura en que estaba en 2003

Si la moneda estadounidense sigue fortaleciéndose, el tipo de cambio podría llegar a 22.5 pesos por dólar.

el mayor fortalecimiento del dólar estadounidense podría generar fuertes presiones en las monedas emergentes, como el peso mexicano.

De hecho, según analistas,el tipo de cambio peso-dólar podría cotizar en niveles de 22.5 pesos por billete verde en las próximas semanas, producto de dicho fortalecimiento de la divisa estadounidense.

El Índice Dólar alcanzó niveles máximos de hace 14 años al llegar a 103.30 puntos, dato que no se veía desde el 24 de diciembre del 2004, lo cual fue originado por la expectativa de que la Reserva Federal (Fed) adopte una política monetaria más restrictiva en el 2017.

Este indicador financiero mide el valor del dólar estadounidense con relación a una canasta de divisas, como el euro, con una participación de 57.6%; el yen (13.6%); la libra esterlina (11.9%); el dólar canadiense (9.1%); la corona sueca (4.2%) y el franco suizo (3.6%).

Los avances del dólar ocurren un día después de que la Fed subiera su tasa de interés por primera vez en un año y notificara que podría subirla tres veces más en el 2017, debido a la posible implementación del gobierno de Donald Trump de una política fiscal expansionista.

Auguran buen futuro

Los analistas económicos dijeron que existen expectativas de una economía fuerte de EU para el 2017, pese al alza de la tasa de la Fed, y eso se verá reflejado en la fortaleza del dólar.

El analista técnico de Monex, Francisco Caudillo, comentó que el fortalecimiento del dólar se encuentra dentro de un canal ascendente, motivado por los planes económicos del presidente electo Donald Trump, que podrían complementar el ritmo de alza de tasas de la Fed e impulsen más a la divisa.

Dijo que el índice dólar superó el nivel de resistencia de 102.5 puntos, por lo que el siguiente nivel objetivo sería 105 puntos, el cual podría ser alcanzado en el primer trimestre del próximo año.

El experto consideró que el escenario para los mercados financieros a nivel global se ve complicado en el siguiente año, debido a que si la Fed incrementa su tasa de interés en tres ocasiones, el Índice Dólar podría llegar hasta 110 puntos, generando mayores presiones a las monedas.

Bonos, en máximos del año

El mercado de bonos del Tesoro de largo plazo fueron afectados por el comentario de Janet Yellen con relación a llevar una política monetaria más agresiva para el 2017.

En ese sentido, el analista económico senior de CIBanco, James Salazar, indicó que los bonos estadounidenses a plazo de 10 años alcanzan una tasa de 2.58%, frente al nivel registrado a principios de este año de 2.275%, representa un incremento de 30 puntos base. (Con información de Ricardo Jiménez)

valores@eleconomista.mx