El peso mexicano cerró estable contra el dólar estadounidense la primera jornada de esta semana. El tipo de cambio terminó las operaciones en 19.9000 unidades contra el dato de 19.9030 unidades el viernes, de acuerdo con el Banco de México (Banxico).

El movimiento en la paridad significó para la moneda mexicana una marginal apreciación inferior a un centavo, con una variación de 0.02 por ciento. El precio operó en un rango con máximo de 19.9125 unidades y un nivel mínimo de 19.8034 pesos por dólar.

 

La moneda local, que comenzó el día con amplio avance debido al debilitamiento del dólar, cedió casi todo lo conseguido después de que el billete verde recortó su movimiento. Al cierre, el Índice Dólar (DXY), perdía un ligero -0.13% al nivel de 92.06 puntos.

Las operaciones volátiles de hoy fueron marcadas por un optimismo relacionado con un millonario proyecto de infraestructura que avanzó en el Senado estadounidense, mientras que los mercados esperan esta semana los datos de empleo de ese país.

En Estados Unidos se dará a conocer el miércoles el informe ADP del empleo de julio y el viernes se esperan cifras de nóminas no agrícolas y la tasa de desempleo. Los operadores buscan pistas sobre las próximas decisiones de la Reserva Federal (Fed).

El proyecto de infraestructura estadounidense podría significar un impulso adicional a los mercados, de acuerdo con Banco Base; sin embargo, los temores asociados a una mayor cifra de contagios de Covid-19 también puede incrementar la volatilidad.

jose.rivera@eleconomista.mx