Las monedas de América Latina operan mixtas este lunes, cerca de sus mínimos históricos, y en medio de las preocupaciones por la crisis del coronavirus. El peso mexicano y el real brasileño muestran las mayores pérdidas de la jornada, pero los pesos chileno y colombiano recuperan terreno y se mantienen a distancia considerable de sus registros del viernes.

El dólar superó la barrera de 25 pesos mexicanos por unidad y alcanzó un nuevo máximo histórico de 25.2400 pesos por billete verde luego de que el viernes el Banco de México (Banxico) realizó un recorte de emergencia de 50 puntos base a su tasa de interés. El movimiento busca reducir el impacto por la crisis del coronavirus a la economía mexicana.

Con sus actuales 25.0655 unidades por dólar, frente a su cierre del viernes de 24.4240 pesos por billete verde, con datos del Banxico, la moneda mexicana perfila una caída de 64.15 centavos o 2.62%, que es muy superior a otros movimientos negativos en la región.

El real brasileño opera con una caída de 1.09% a un nivel de 5.1179 reales por billete verde. Su peor registro en la historia se ubica en 5.2550 unidades y lo alcanzó el miércoles pasado. Para el sol peruano, la caída de 0.39% a 3.5415 unidades, la jornada también lo ubica cerca de la marca histórica 3.5806 unidades por dólar que tocó el jueves.

El peso colombiano opera con una ligera ganancia contra su registro del viernes y con un tipo de cambio en 4,142.84 se distancia de sus 4,220.38 históricos del jueves. El peso chileno también mejora contra su registro del viernes y opera en 862.34 unidades, a una distancia ligera de sus históricos 878.96 pesos  por dólar que marcó el jueves pasado.

El Índice Dólar (DXY), que mide la fortaleza de la divisa estadounidense contra una canasta conformada por seis monedas de referencia, registra un movimiento de -0.37% a un nivel de 102.44 puntos. El avance global del dólar se detiene ante el yen japonés y las medidas anunciadas por bancos centrales impiden que siga subiendo. 

"La detención del galope del dólar es, al menos parcialmente, el resultado de un movimiento coordinado por parte de la [Reserva Federal] Fed y varios bancos centrales de todo el mundo, para aumentar la liquidez de la moneda estadounidense", destaca un reporte para clientes y medios de Activ Trades escrito por el analista Ricardo Evangelista.

[email protected]