Pese al desalentador panorama para el sector petroquímico debido principalmente a la caída de los precios internacionales del petróleo, existen emisoras que gracias a su diversificación de negocio podrán presentar resultados favorables en el cuarto trimestre del 2014.

Tal es el caso de Mexichem. De hecho, analistas bursátiles mantienen una perspectiva optimista respecto de la empresa debido a los beneficios derivados de las recientes adquisiciones de Duraline y Vestolit, por lo que esperan que otros factores como la depreciación de la moneda venezolana y la estrategia con Pemex no le afecten tanto a la emisora este año.

La recuperación en los precios de la fluorita por la renegociación de los contratos tendrá un impacto positivo en su EBITDA para el 2015, con un crecimiento de 23.20 por ciento.

Sin embargo, para el 2014 se espera que su EBITDA tenga una contracción de 1.82% con un estimado de 11,266 millones de pesos.

En los ingresos anuales de Mexichem, Santander tiene un estimado de 75,022 millones de pesos; esto es un crecimiento de 13.52% con respecto al 2013 como resultado de la integración de sus cadenas Cloro-Vinilo y Soluciones Integrales.

Para la utilidad neta de la emisora prevé 2,243 millones de pesos, un aumento de 169% respecto de lo reportado en el 2013.

Por otra parte, analistas coinciden en que el débil desempeño de Grupo Alfa en el 2014 fue afectado por la baja en el precio del petróleo.

Fernando Bolaños, analista de Monex, destacó que pese al panorama complicado de Alfa sus ingresos se verán beneficiados en la división Sigma Alimentos, donde se estima un crecimiento de 65.8% debido a la integración de los resultados de Campofrío.

En su análisis, Santander destacó que los actuales niveles de los precios del petróleo propician un buen punto de entrada para la Oferta Pública Inicial de Sigma y Nemak.

Por ello espera que estas dos emisoras sean el motor de crecimiento para Alfa este año y que contrarresten la desaceleración de Alpek y Newpek.

Santander estima un crecimiento de 9% en sus ingresos para el 2014 en pesos mexicanos, y en dólares esperan un crecimiento de 7.3% debido al impacto positivo de la consolidación de Campofrío en Sigma y Nemak.

Para el EBITDA tiene un estimado de crecimiento anual de 8.6% en pesos mexicanos en el 2014, limitado por el débil crecimiento de Alpek.

Para el caso de sus utilidades estima un aumento cercano a 8% para el 2014.

Para Alpek, Bolaños espera un reporte negativo con una caída en sus ventas de 25.2% y una baja en su EBITDA de 36.3% en dólares para el cuarto trimestre del 2014, en comparación con el mismo periodo del año previo.

Dicha caída en los indicadores es por la baja en los precios de sus productos y una disminución en sus cadenas de Poliéster, Cadenas de Plásticos y Químicos.

francisco.ramirez@eleconomista.mx