Las autoridades chinas han detenido a 21 personas acusadas de estafar 7,500 millones de dólares a casi un millón de inversionistas a través de E-zubao, la mayor plataforma china de préstamos entre particulares (P2P).

Según la agencia estatal china Xinhua, los agentes habrían encontrado evidencias "sustanciales" de que durante los 18 meses en los que estuvo en funcionamiento hasta su cierre el pasado mes de diciembre, E-zubao gestionó transacciones por un importe de 10,600 millones de dólares para financiar una serie de proyectos que en su gran mayoría serían falsos.

Establecida en 2014 por el joven empresario de 34 años Ding Ning, E-zubao prometía a los inversionistas participantes en la plataforma P2P unas rentabilidades del 14.6% anual, aunque en realidad Ning destinaba los fondos captados de los nuevos participantes a financiar sus propias inversiones inmobiliarias y a pagar a los inversionistas existentes.

Ding Ning, presidente de Yucheng Global, matriz de E-zubao, y principal sospechoso, reconoció a 'Xinhua' que la plataforma había inventado proyectos para atraer inversiones, pagando incluso comisiones a terceros para que actuasen como falsos operadores. De este modo, los fondos captados por E-zubao eran transferidos a una empresa asociada a Yucheng Global.

"Por lo que yo sé, 95% de los proyectos de inversión eran falsos", admitió a la agencia Yong Lei, quien formaba parte de la dirección de la empresa en la sucursal de la provincia china de Anhui.

fondos@eleconomista.com.mx