La Comisión Federal de Electricidad (CFE) dio inicio a los trámites para llevar a cabo una nueva emisión de bonos con el objetivo de captar hasta 10,000 millones de pesos, a través de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

En un aviso, la empresa eléctrica del Estado informó que estos recursos serán para refinanciar deuda, que tendrán vencimiento a lo largo de este año, la cual asciende a 62,556 millones de pesos.

La venta de los títulos de deuda o certificados bursátiles está planeada para el próximo 27 de mayo y se dividirá en cuatro ofertas que comprenden distintos plazos de vencimiento y tipo de interés.

La vigencia de las emisiones son de 1.5, 3.8; siete y 10 años. Las primeras dos devengarán un interés variable y las últimas dos una tasa fija.

La Comisión Federal de Electricidad es la cuarta empresa más grande de México en términos de ingresos con 503,636 millones de pesos reportados en el 2020.

Antes se encuentran compañías como Petróleos Mexicanos (Pemex), América Móvil, la empresa de telecomunicaciones de Carlos Slim, así como Walmart de México y Centroamérica, la cadena de tiendas de autoservicio.

Pero también es la empresa dominante que provee de energía al país es una de las más endeudadas con pasivos que ascienden a 436,651 millones de pesos.

Emisor recurrente

Apenas en octubre del 2020, la CFE levantó 10,000 millones de pesos con la emisión de certificados bursátiles en la BMV, recursos que también usaría para pagar el vencimiento de sus pasivos con costo.

El pasado 2 de febrero, la empresa productiva del Estado emitió un bono internacional por un monto total de 2,000 millones de dólares en dos tramos y en dos plazos, uno por 10 años con una tasa de interés de 3.348% y otro a 30 años a una tasa de 4.67 por ciento.

Dichos recursos se emplearán para el refinanciamiento del Bono CFE-21 por 1,000 millones de dólares con vencimiento el 26 de mayo, así como para fines generales del corporativo.

La CFE genera más del 90% de la electricidad que se consume en México y provee energía al 99% de la población, además, es la única empresa que se encarga de la transmisión y distribución de energía eléctrica para fines de servicio público.

Su capacidad total instalada es de 58,655 megawatts y cuenta con alrededor de 110,305 kilómetros de líneas de transmisión y subtransmisión, así como 45.9 millones de clientes en el país.

"El alza de la calificación en escala nacional de México de CFE a Aaa.mx de Aa1.mx reconoce el perfil crediticio resiliente de la empresa dado que presta un servicio esencial" dijo Roxana Muñoz, analista en la agencia calificadora Moody’s.

"Reconocemos que el respaldo del Gobierno de México continuará y destaca su posición dominante en el mercado y su tamaño dado que es una de las compañías más grandes de América Latina”, agregó.

La especialista mencionó que Moody's considera que existe una probabilidad significativa de apoyo del gobierno por su importancia estratégica para la economía del país en general.

judith.santiago@eleconomista.mx