Fitch Ratings estima que la victoria de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), en las elecciones presidenciales de México, no sólo traerá cambios en la corriente política sino en la política fiscal, económica y energética, aunque se vislumbran inciertos.

Lo anterior luego de que la agencia calificadora explicara que existen algunos riesgos que podrían afectar negativamente la calificación soberana del país por debilitamiento de consistencia y credibilidad del marco de la política macroeconómica o por debilitamiento de las reformas estructurales en proceso de implementación.

En marzo, Fitch Ratings confirmó las calificaciones soberanas de México en “BBB+” con perspectiva estable. En un análisis. Fitch destacó la decisión del candidato de la coalición Juntos haremos historia de respetar la autonomía del Banco de México, tipo de cambio flexible y regímenes de metas de inflación.

Agregó que sus políticas fiscales intentan el mantenimiento de la disciplina, pero también la posible expansión y reorientación del gasto.

Sin embargo, explicó que la campaña del tabasqueño por aumentar el gasto en áreas como pensiones y los nuevos subsidios para estudiantes universitarios de bajos ingresos podría traer recortes de gastos o un aumento de impuestos.

La agencia refirió que las iniciativas no se muestran claras, ya que una de las consecuencias de realizar una expansión del gasto social frente a medidas de ahorro de costos tendrá que garantizar que los superávit primarios del sector público permanezcan intactos. Sobre la propuesta de AMLO de construir y modernizar refinerías, Fitch expuso que puede llegar a ser costosa y, especialmente, en la cancelación de la reforma energética, podría afectar la agenda de reforma estructural a través de los principales nombramientos en Pemex.

Añadió que una incertidumbre prolongada sobre la política energética podría afectar la Inversión Extranjera Directa, crecimiento económico y la producción de petróleo.

Con respecto a las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, el escenario base de la agencia contempla un resultado positivo.


valores@eleconomista.mx