En la jornada de este jueves, la mezcla mexicana de exportación cotizó en 48.65 dólares por barril, con una ganancia de 13 centavos, de acuerdo con Petróleos Mexicanos (Pemex).

Por su parte, Banco Base señaló que el precio del petróleo cotizó fluctuando entre pérdidas y ganancias, lo que causó que el crudo tipo West Texas Intermediate (WTI) tocara un máximo de 50.81 dólares por barril no visto desde mayo pasado, y un mínimo de 50.07 dólares.

En tanto, el referente del Mar del Norte, el Brent, tocó un máximo de 56.53 dólares por tonel, nuevo récord desde marzo del presente año, y un mínimo de 55.76 dólares por barril.

La institución financiera indicó que las presiones al alza se debieron a que durante la jornada el ministro de Energía ruso, Alexander Novak, manifestó que es muy pronto para hablar sobre posibles acuerdos entre la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados.

Durante la jornada del viernes, la OPEP y el resto de los países que prometieron reducir su producción petrolera se reunirán en Viena, Austria, para discutir sobre las tasas de cumplimiento, así como una posible extensión e incrementos en los recortes de la producción petrolera.

En las sesiones anteriores, algunos ministros de Energía indicaron la posibilidad de que la OPEP y sus aliados decidan extender sus recortes hasta finales de 2018 e incrementar sus recortes en uno por ciento.

Asimismo, Novak comentó que Rusia ha recortado su producción petrolera más de lo prometido durante diciembre de 2016, debido al mantenimiento estacional.

En este contexto, el West Texas Intermediate cerró la sesión con una ganancia de 14 centavos, al ofrecerse en 50.55 dólares por tonel, mientras que el Brent se vendió en 56.43 dólares, una ganancia de 14 centavos.

abr