El viernes pasado la mezcla mexicana de exportación subió 27 centavos respecto a la jornada previa, al ofrecerse el barril en 39.65 dólares, informó Petróleos Mexicanos (Pemex).

Por su parte, Banco Base indicó que el petróleo terminó por quinta semana consecutiva con pérdidas, debido a las preocupaciones por la sobreoferta mundial del hidrocarburo.

Señaló que a pesar de los esfuerzos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) por reequilibrar el mercado y estabilizar el precio, el constante incremento en la producción, aunado a la lenta disminución de los inventarios, son los principales motivos para la disminución en el precio del crudo.

Explicó que, por un lado, la producción de petróleo en Estados Unidos sigue en aumento, ya que en lo que va del año ha incrementado en 580,000 barriles diarios a 9.35 millones de barriles diarios.

También la producción de Libia, país exento del acuerdo de la OPEP, ha incrementado, y especialistas estiman que su producción actual es cercana a 900,000 barriles diarios, debido a un acuerdo con Wintershall AG, que está colaborando con la extracción petrolera.

Por otro lado, a pesar de que los inventarios de crudo en Estados Unidos han caído en 26.44 millones de barriles a 509.1 millones desde abril, los inventarios totales aún se encuentran 100 millones barriles por arriba de la media de cinco años.

El West Texas Intermediate incrementó 27 centavos, al cotizar en 43.01 dólares por tonel, mientras que el Brent subió 32 centavos y se vendió en 45.54 dólares por barril.