Los precios del petróleo cayeron el miércoles 1.5%, por expectativas de una nueva alza de los inventarios en Estados Unidos, retrocediendo desde máximos de varias semanas alcanzados en la sesión previa por el optimismo de la OPEP sobre su acuerdo con otros productores para reducir el bombeo.

Los inventarios de petróleo de Estados Unidos habrían subido por séptima semana seguida, y los de productos refinados y gasolina habrían caído, según un sondeo preliminar de Reuters publicado antes de los reportes semanales de inventarios del privado Instituto Americano del Petróleo (API) y de la gubernamental Administración de Información de Energía (EIA).

El Brent bajó 82 centavos, o 1.5%, a 55.84 dólares por barril. El contrato alcanzó el martes los 57.31 dólares, su precio más alto desde el 2 de febrero. En tanto, el contrato para abril del West Texas Intermediate cayó 74 centavos, o 1.4%, a 53.59 dólares por barril. La mezcla mexicana de crudo de exportación cayó 1.9% a 45.17 dólares el barril.

Analistas de Goldman Sachs escribieron en una nota a clientes que esperan que los inventarios globales declinen, lo que impulsaría los precios. Pero destacaron que un repunte en la actividad de perforación en Estados Unidos había excedido aún sus expectativas más altas.