Las posiciones netas especulativas del peso en la Bolsa de Comercio de Chicago (CME por sus siglas en inglés) registran tres semanas disminuyendo la tendencia de los inversionistas por la depreciación del peso, ubicándose en 17,500 contratos negativos.

Aunque el indicador registra más de 24 semanas en terreno negativo, es decir, que las apuestas del tipo de cambio favorecían más al dólar que al peso mexicanos en los últimos seis meses. 

Hasta el viernes pasado, los contratos de futuro de la divisa mexicana se ubicaron en 17,500, cada uno por 500,000 pesos, lo que significó una reducción de 3,500 contratos en una semana, cuando se ubicaban 21,000 contratos negativos. Antes se había colocado en un nivel de 23,800 posiciones.

En total acumula 6,300 contratos que han relajado las presiones contra la moneda mexicana. Janneth Quiroz Zamora, subdirectora de Análisis en Monex, dijo que “este mes, ha habido un fuerte ajuste en las expectativas sobre la normalización de la política monetaria de las principales economías avanzadas y el apetito por riesgo. Por lo tanto, mejoraron las expectativas de crecimiento de los mercados emergentes”.

La especialista agregó que: "las señales de que la última ola de contagios del Covid-19 había tenido un mayor impacto al esperado sobre el mercado laboral y la economía de Estados Unidos, redujeron el optimismo sobre el inicio del tapering de la Reserva Federal de Estados Unidos."

“A la par, el apetito por riesgo en los mercados financieros mejoró, pues disminuyeron las preocupaciones sobre el crecimiento económico en China, y las divisas emergentes se apreciaron frente a un dólar más débil”. Alejandro Padilla, director de Análisis Económico en Banorte, mencionó que el dólar se ha debilitado desde hace dos semanas.

ariel.mendez@eleconomista.mx