Berlín - La confianza de los empresarios en la economía alemana subió en febrero a su nivel más fuerte en siete meses, sugiriendo que la actividad está ganando velocidad y alejando el temor a una recesión.

El instituto Ifo, con sede en Múnich, dijo que su índice subió por cuarto mes consecutivo, alcanzando en febrero un nivel de 109.6 puntos frente a una previsión de 108.8 obtenida en un sondeo de Reuters.

El dato de enero fue de 108.3 puntos, según datos del instituto de investigación.

La lectura de febrero es la más alta desde julio del 2011.

"Por el momento, esto no parece una recesión. La economía alemana luce robusta, la situación interna es particularmente estable", dijo a Reuters el economista del Ifo Klaus Abberger.

Sin embargo, Abberger sostuvo que aún había riesgos, especialmente por la crisis de la zona euro. Alemania se ha mostrado resistente a la desaceleración vista en otros países de la región.

La variable del sondeo que mide las expectativas de los empresarios subió a 102.3 este mes desde 100.9 en enero.

"Poco a poco, la economía está recuperando cierta velocidad, pese a que hay algunas dificultades del sur de Europa y además por los precios del petróleo", dijo Rainer Sartoris, de HSBC Trinkhaus.

ros