Commerzbank reportó una pérdida neta en el segundo trimestre en medio de unos mercados débiles y tras registrar unos cargos de reestructuración ligados a reducciones de personal por unos 807 millones de euros.

La pérdida neta de 637 millones de euros en el segundo prestamista más grande de Alemania después de Deutsche Bank fue mayor que las expectativas de los analistas de una pérdida de 584 millones de euros, según un sondeo de Reuters a bancos y corredurías.

El banco dijo que espera un resultado neto ligeramente positivo para el ejercicio 2017.

"Hemos reservado las provisiones para las reducciones de personal tempranas y en su totalidad, y hemos avanzado en la implementación de nuestra estrategia", dijo el miércoles el presidente ejecutivo, Martin Zielke, en un comunicado.

erp