El Cobre bajó el martes por segundo día consecutivo, debido a la incertidumbre antes de la asunción de Donald Trump como presidente de Estados Unidos y a la pendiente salida del Reino Unido de la Unión Europea golpeaba la demanda de activos cíclicos.

Las acciones y el dólar bajaban, mientras que el oro subía, ya que los inversores buscaban seguridad luego de que Trump dijo que el dólar estaba muy fuerte.

En cambio, la libra esterlina se firmaba después de que la primera ministra Theresa May prometió que el parlamento votará el acuerdo final del Brexit.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME) bajó 1.9%, a 5,754 dólares la tonelada, luego de haber tocado un piso a 5,727 dólares durante la sesión. El cobre acumula una subida de alrededor de 4 por ciento este año.

El lunes temprano el cobre marcó un máximo desde comienzos de diciembre a 5,930 dólares, pero desde entonces ha caído con fuerza porque los movimientos en los mercados financieros generales llevaron a algunos inversores a tomar las ganancias.

Tenemos el discurso de Theresa May y la investidura de Donald Trump el viernes , dijo Jens Pedersen, analista de Danske Bank.

Hay una predisposición negativa hacia el riesgo por esa incertidumbre política y está pesando sobre el dólar y el cobre al mismo tiempo , agregó.

La fuerte demanda china y los datos económicos positivos en Estados Unidos están respaldando a los metales industriales en general.

Datos de las aduanas chinas mostraron el viernes que en el 2016 se importó un récord de 4.95 millones de toneladas de cobre.

El níquel cerró a 10,160 dólares la tonelada, una caída de 0.9% tras perder 1.8% el lunes luego de que Indonesia suavizó restricciones a las exportaciones de mineral de níquel.

El plomo subió 1.2% a 2,295 dólares la tonelada, mientras que el aluminio ganó 0.3%, a 1,798 dólares, y el estaño subió 0.2%, a 21.100 dólares. En cambio, el zinc bajó 1.2%, a 2,716.50 dólares la tonelada.