Las acciones de Chesapeake Energy, el segundo productor de gas de Estados Unidos, han caído hoy un 38% hasta los 1.88 dólares por títulos, su cotización más baja desde 1999.

El desplome se produce tras conocerse que la compañía, que tiene 10,000 millones de dólares de deuda, había sondeado, según informa Reuters, al bufete de abogados Kirkland & Ellis, especialistas en reestructuraciones e insolvencias.

Las fuertes caídas en el precio del petróleo y el gas han golpeado la viabilidad de la empresa.

[email protected]