La "creciente incertidumbre regulatoria" sobre el vapeo en Estados Unidos ha llevado a Imperial Brands a rebajar sus previsiones de negocio. El correctivo bursátil se extiende a British American Tobacco, un día después de la tregua otorgada en el sector por la frustrada fusión entre Altria y Philip Morrris.

Nada más iniciarse la jornada en la Bolsa de Londres, las acciones de Imperial Brands se desinflaban un 8.3%, su mayor caída en una sesión en más de una década, desde octubre del año 2008.

Con el paso de los minutos, el desplome de la empresa propietaria de marcas como Winston, Davidoff, Gauloises, Cohiba y Montecristo llega a rozar el 10%, equivalente a más de 2,000 millones de libras de capitalización.

El descalabro que registra hoy en Bolsa eleva a cerca del 30% las pérdidas acumuladas en sus acciones en los 12 últimos meses.

Su rival más directo en la Bolsa de Londres, British American Tobacco, propietario de marcas como Lucky Strike, Rothmans y Pall Mall, presenta también un balance negativo en el último año, próximo en su caso al 20 por ciento.

Los inversores extreman sus recelos hacia el sector ante la última evidencia del creciente cerco que afronta la industria del vapeo, una de las alternativas del sector para paliar las trabas a su negocio tradicional.

La reciente oleada de muertes en Estados Unidos relacionadas con el vapeo ha disparado las alertas sobre sus efectos, y de paso, según reconoce Imperial Brands, genera una "creciente incertidumbre regulatoria". Los llamamientos a dejar de utilizar estos dispositivos hasta que se esclarezcan más detalles se han multiplicado en las últimas semanas, con un impacto directo en la demanda.

Imperial Brands ha emitido hoy un comunicado en el que rebaja sus previsiones de negocio a citar el "deterioro considerable durante el último trimestre" en sus perspectivas sobre la industria del vapeo.

El nuevo escenario ha llevado a la compañía tabaquera a recortar al 2% el crecimiento neto de sus ingresos para el ejercicio fiscal que finaliza el 30 de septiembre. El beneficio por acción, añade, podría mantenerse plano sin efecto divisa.

El varapalo en Bolsa de hasta el 10% a Imperial Brands extiende las presiones bajistas a British American Tobacco. Estas caídas se producen sólo un día después de las subidas con las que reaccionaron a la ruptura del proyecto de fusión entre Altria y Philip Morris, una alianza que hubiera puesto en jaque al resto del sector.

erp