Después de que Cementos Mexicanos (Cemex) reportó que su utilidad neta de la parte controladora aumentó casi 16 veces en el primer trimestre del año, a 665 millones de dólares frente a los 42 millones de dólares reportados en el mismo periodo del año anterior, sus acciones repuntaron 5.84% en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

En su reporte enviado al centro bursátil dejó ver que el flujo operativo (EBITDA) creció 28%, en términos comparables, a 684 millones de dólares, en el periodo de comparación y las ventas netas comparables de Cemex aumentaron 9%, a 3,411 millones de dólares entre enero y marzo de 2021.

El crecimiento reportado en ventas y EBITDA, dijo la cementera regiomontana, es atribuible a un impulso significativo en los volúmenes de cemento, a precios más altos en moneda local para los productos en México y la región de Centro, Sudamérica y el Caribe, así como al apalancamiento operativo del negocio. Los volúmenes de cemento aumentaron 9% en el periodo de comparación.

Mientras que el alza en la utilidad neta de la parte controladora se explica por las ganancias obtenidas por venta de activos, que se vieron parcialmente compensadas por mayores gastos financieros y una carga tributaria más alta sobre los beneficios.

“El desempeño durante el primer trimestre me convence de que debemos estar entrando en un periodo de crecimiento sostenible para nuestros principales mercados y es probable que alcancemos dos de nuestros objetivos de Operación Resiliencia mucho antes de la agenda 2023: lograr una estructura de capital de grado de inversión y un margen de Flujo de Operación consolidado superior al 20%”, confió Fernando González Olivieri, director general de Cemex.

Mercado premia

El mercado premió el “buen” reporte de la cementera mexicana, lo que elevó el precio de su acción a 16.14 pesos cada una, uno de los más altos niveles registrados desde el 16 de agosto de 2017.

Tras los resultados trimestrales, la emisora subió su guía para 2021, estimando que el EBITDA se ubique en 2,900 millones de dólares, previamente proyectó un nivel de 2,700 millones de dólares.

“La compañía sorprende por segundo trimestre consecutivo con un significativo crecimiento en la generación de flujo operativo, lo que viene abaratando a la empresa y bajando su nivel de endeudamiento. Queda claro que la “operación resiliencia” ha traído una reducción significativa en costos y gastos que se reflejó en un significativo incremento en la rentabilidad operativa al aumentar el margen EBITDA en 2.8 puntos porcentuales a 20.1%”, expuso Jaime Aguilera, analista de Intercam Casa de Bolsa.

judith.santiago@eleconomista.mx