Carl Icahn se ha desprendido de todas las acciones que tenía de Apple después del trimestre decepcionante que ha registrado el gigante tecnológico estadounidense.

El inversionista justificó su decisión de vender su participación en Apple por las dudas sobre el crecimiento de la firma, principalmente por la debilidad de sus ventas en China.

No es por el precio, es por China. Creo que Apple es una acción muy barata, pero China puede ser una sombra para ella y tenemos que mirar eso , dijo

Icahn añadió a sus preocupaciones económicas sobre el gigante asiático, la posibilidad de que el gobierno chino practique una política más restrictiva para las empresas que haga más difícil a Apple vender allí .

La firma de Icahn tenía un paquete de 45.8 millones de acciones de Apple al 31 de diciembre del 2015, lo que representaba 0.83% de todo el capital social del grupo tecnológico. La participación estaría valorada a precios de mercado actuales en 4,400 millones de dólares.

Las acciones de Apple reaccionaron a la noticia con caídas que alcanzaron 3.08%, hasta 94.83 dólares por acción, y en el último año acumulan una depreciación que supera ya más de 25 por ciento.

Solamente en el día posterior a sus resultados, Apple se desplomó 8% en Wall Street y vio como se evaporaban 36,000 millones de capitalización bursátil.

China es la culpable

Icahn ha expresado su preocupación en los retos que encara Apple en China y ha llegado a asegurar que si China básicamente se estabilizara, me gustaría volver a entrar en Apple algún día .

Pese a la venta de toda la participación, el multimillonario ha destacado que Apple es una gran empresa y ha alabado a su director general, Tim Cook, de quien ha dicho que está haciendo un gran trabajo .

Sin embargo, Icahn ha insistido en que la influencia de China ha sido la principal razón por la que se ha deshecho de todas las acciones que tenía del gigante.

Icahn desveló en el verano del 2013 que había incorporado a su cartera acciones de Apple, llegando a asegurar que la compañía estaba extremadamente infravalorada . Además, el inversionista fue uno de los accionistas de la compañía de la manzana que defendió con mayor vehemencia durante mucho tiempo un gran aumento en el programa de recompra de acciones.