Nueva York - Los precios de los bonos del Tesoro estadounidense subían este lunes, recuperándose parcialmente de las pérdidas de la semana anterior, a la espera de mayor claridad sobre las últimas medidas para contener la crisis de la zona euro.

Los precios de la deuda cayeron el viernes después de conocerse un informe sobre el empleo en Estados Unidos mejor al esperado y de que el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, dijera el jueves que el banco trabajaba en un plan para lograr una baja de los costos de endeudamiento de España e Italia.

Sin embargo, Alemania se opone a que el BCE reanude sus compras de bonos públicos de la zona euro y no está claro cómo se reforzaría el fondo de rescate MEDE.

Mientras, funcionarios dijeron que los inspectores del Fondo Monetario Internacional, la Comisión Europea y el BCE habían visto avances en la tarea de Grecia de identificar recortes necesarios para mantener encarrilado el plan de rescate, pero que falta trabajo por hacer y que volverán en septiembre para dar un informe final.

Además de los eventos en Europa, los inversionistas también analizaban cuánta demanda habrá en el mercado por los 72,000 millones de dólares en deuda que el Tesoro venderá esta semana.

El Tesoro subastará 32,000 millones de dólares en bonos a dos años el martes, 24,000 millones en papeles a 10 años el miércoles y 16,000 millones en deuda a 30 años el jueves, dentro de un plan para cubrir sus necesidades trimestrales de financiamiento.

El bono a 10 años subía 5/32 en precio y su rendimiento bajaba a un 1.55% frente a 1.57% del viernes, aunque se mantenía a una distancia relativamente estrecha del mínimo histórico de 1.38% alcanzado a fines de julio.

Rob