los rendimientos de los bonos del Tesoro subieron por un mayor optimismo en que el presidente Donald Trump avance con sus prometidas políticas de crecimiento económico, mientras que la expectativa por una subasta de títulos a largo plazo también impulsaba los retornos.

Los rendimientos subieron porque los operadores se convencieron de que el mercado de deuda soberana en EU podría haber subido demasiado. El miércoles tocaron mínimos de varias semanas, en parte por el pesimismo de que los planes de gasto fiscal y reforma impositiva no den frutos pronto.

Los rendimientos de los bonos a 10 años tocaron un máximo a 2.38%, tras caer el miércoles a mínimos en más de tres semanas. Más tarde bajaron 9.32% en precio, con un retorno de 2.37 por ciento.

Los rendimientos de la deuda a 30 años tocaron un máximo de sesión a 3.007%, tras tocar el miércoles un mínimo en tres semanas.