Los mercados bursátiles de América Latina (AL) han resultado más rentables este año que los índices de Nueva York.

Lo anterior pese a la volatilidad y a la incertidumbre provocada por la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca.

Las bolsas de México y Brasil superan en ganancias a la de Estados Unidos, donde el Promedio Industrial Dow Jones muestra un avance de 5.5% en el año, mientras que el índice ampliado Standard & Poor´s 500 registra un aumento de 5.5% y el indicador de empresas de tecnología NASDAQ Compuesto reporta un incremento de 8.4 por ciento.

En ese sentido, son los mercados accionarios de Brasil y México los más ganadores en el 2017 medido en dólares, pese a que en conjunto, los tres principales índices de Wal Street han acumulado este año 48 máximos históricos.

La razón principal es la apreciación del peso mexicano y del real brasileño desde el 1 de enero a la fecha.

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) reporta una ganancia en dólares de alrededor de 9.4% durante el presente año, sobre todo impulsada por la recuperación del peso que de enero a la fecha lleva una apreciación de 4.8 por ciento.

Sin embargo, el año pasado en dólares, el principal indicador de la BMV, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) registró una caída de 11.4%, afectada básicamente por la depreciación de la moneda mexicana que reportó una pérdida de valor de 19.92 por ciento.

Por su parte, el índice industrial Bovespa de la Bolsa de São Paulo (Bovespa) en Brasil, reporta un crecimiento de 10.4% este año, apoyado también por la apreciación de divisa brasileña, la cual en el 2017 reporta un saldo positivo cercano al 3 por ciento.

La Bolsa de Comercio de Santiago de Chile (BCS) presenta un repunte de 8.5% en dólares este año, impulsada principalmente por las ganancias del mercado bursátil de Chile tras llevar un aumento de 7.6% y adicionalmente 0.8% de apreciación de su divisa.

En contraparte, la Bolsa de Valores de Colombia (BVC), su principal indicador, IGBC, muestra en divisa estadounidense una disminución de 1.7% en el mismo periodo, derivado de la baja que muestra el mercado bursátil de Colombia de 2 por ciento.

Sorpresivo

El analista económico senior de CIBanco, James Salazar explicó que el comportamiento de la Bolsa mexicana hasta cierto punto ha sido sorpresivo, sobre todo el rendimiento en dólares, pues a principios de este año, el IPC registraba una pérdida en dólares por la depreciación del peso.

El especialista agregó que la apreciación del tipo de cambio peso-dólar, está mejorando el rendimiento de la BMV y esto es positivo para los inversionistas extranjeros, porque obtienen una mayor ganancia, por un lado, a través del incremento en pesos del IPC y por el otro mediante efecto cambiario.

El hecho de que la BMV tenga un rendimiento en dólares positivo lo vuelve más atractivo e incluso el hecho de que no se haya dado el peor escenario para el peso, le da más confianza a los inversionistas para comprar acciones de empresas mexicanas , dijo James Salazar.

Explicó que en sentido estricto, la parte fundamental de las empresas no está mal, pero la perspectiva de la economía nacional está un poco complicada, entonces el margen de crecimiento del PIB estaría un poco limitado.

Será coyuntural

El director de Análisis Bursátil de MetAnálisis, Gerardo Copca mencionó que el rendimiento en dólares por arriba de 10% podría ser coyuntural, pues existe el pronóstico de que el tipo de cambio comience a depreciarse por la expectativa de un aumento en la tasa de la Reserva Federal.

Adelantó que hacia el cierre de año, el IPC podría finalizar con un rendimiento de un dígito, sobre todo por la perspectiva de bajo crecimiento de la economía, alza de tasas de interés en parte interna y el pronóstico de un tipo de cambio por arriba de los 21 pesos al concluir este 2017.

ricardo.zamudio@eleconomista.mx