La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) observa una pérdida de 4.2% en lo que va del año, una minusvalía no tan profunda como las que han observado otras bolsas de economías emergentes de América Latina, Europa y también de Asia, que ante la volatilidad financiera internacional han registrado importantes retrocesos.

Entre los mercados accionarios emergentes, la Bolsa de Shanghai lidera las pérdidas acumuladas en los primeros días de enero, con 17.4% a la baja.

El segundo sitio es para el Merval de Argentina, con una pérdida de 15.9%, y en tercer sitio se ubica el Bovespa de Brasil, que ha caído 12.7 por ciento.

En un comparativo medido en dólares, la depreciación del peso mexicano frente al billete verde profundiza las pérdidas accionarias en México. Al considerar este efecto, la BMV pierde 12.1 por ciento.

Sin embargo, la fortaleza de la moneda estadounidense es generalizada y, con la depreciación del peso en Argentina y del yuan chino, el Merval y el índice de Shanghai registran una caída en dólares de 18.8 y 18.5% respectivamente.

Los índices accionarios en India, Chile, Rusia y Turquía, entre otros, también muestran bajas importantes.

A raíz de la normalización de la política monetaria de la Reserva Federal (Fed) se elevó la aversión al riesgo, la liquidez que entró a los mercados emergentes por las políticas monetarias expansionistas, a raíz de la crisis del 2008, empieza a buscar refugios más seguros.

Estas plazas se han visto muy vulnerables, además, la estrepitosa caída de los precios del petróleo, la fortaleza del dólar y la desaceleración de China profundizan los temores , explicó James Salazar, analista de CI Banco.

Se defiende

La BMV se ha mostrado defensiva y su principal indicador, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC), se ha mantenido por arriba del soporte de las 40,000 unidades.

Inclusive, pese a la aversión al riesgo, en las últimas tres jornadas ha registrado variaciones positivas y ganó 0.79 por ciento.

El analista de CI Banco destacó que México está logrando diferenciarse de otras economías, ya que la estabilidad económica y las reformas estructurales se han convertido en un activo en estos momentos de volatilidad.

Sin embargo, hay otros mercados que registran menores pérdidas que la BMV, como la Bolsa de Tailandia, que registra una caída de 3.29 por ciento.

En América Latina la Bolsa de Valores de Colombia es la más defensiva y registra un retroceso nominal de 2.7 por ciento.

Seguirá la angustia

El nerviosismo va a continuar en el mediano plazo; hay una demanda de activos libres de riesgo que afecta principalmente a los emergentes; se esperan estímulos monetarios en el Banco Central Europeo (BCE) y en China que, acompañados de buenos resultados de reportes en las empresas, pueden alentar la renta variable , dijo por su parte Ignacio Cedillo, de Bursamétrica.

Agregó que México ha mostrado una resistencia técnica en los 40,000 puntos y su cercanía con Estados Unidos, sus estructurales y las reformas han frenado la salida de capitales .

El entrevistado adelantó que hay un nerviosismo sobredimensionado y, aunque hay riesgo en el entorno, un mensaje adecuado en la próxima reunión de la Fed, por parte de Janet Yellen, podría dar calma a los mercados.

Respiran

Tan sólo en la sesión de los mercados se tomaron un respiro ante el entorno de volatilidad y reaccionaron de manera positiva ante la decisión del BCE de mantener sin cambios y en niveles mínimos sus tasas de interés.

Además, dejaron abierta la posibilidad de inyectar nuevamente liquidez al mercado a través de nuevos estímulos monetarios para incentivar la economía.

En Europa, los mercados accionarios cerraron en positivo, destacando el avance de 4.20% en la Bolsa de Milán; de 1.97%, en el índice CAC 40 de París; y 1.94 %, en la Bolsa de Alemania.

Por su parte, en Nueva York, la pizarra de Wall Street cerró al alza, el Dow Jones subió 0.74% y el Standard & Poor’s 500 aumentó 0.52 por ciento.

[email protected]