La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) retrocedió en las negociaciones del viernes, después de confirmarse en México un caso de la nueva variante Ómicron de Covid-19. Pero a pesar de su pérdida, la plaza bursátil mantuvo un balance semanal positivo, después de haber terminado con caídas las tres semanas anteriores.

El referencial índice S&P/BMV IPC, compuesto por las acciones de las 35 emisoras de mayor valor por capitalización y liquidez en el mercado mexicano, perdió -0.65% y cerró en 50,597.29 unidades. En su balance acumulado, consiguió una ganancia de 2.23% frente a un registro de  49,492.52 unidades el 26 de novuembre.

S&P/BMV IPC

Al interior del índice de referencia, la mayoría de los componentes terminaron las operaciones en negativo, con 21 valores en rojo y 14 en verde. Los inversionistas se mantienen atentos a la información sobre la variante Ómicron. Los peores desempeños fueron de Cemex, con -3.09%, y Telesites, que perdió -2.41 por ciento.

México se convirtió este viernes en el segundo país de América Latina, después de Brasil, que confirma un caso de la nueva mutación de la enfermedad global. De acuerdo con analistas, el comportamiento del mercado también fue influenciado por una toma de ganancias, después de haber avanzado con fuerza ayer.

jose.rivera@eleconomista.mx