El Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) cerró la semana con una ganancia de 2.24% para cotizar en 45,357.85 unidades, este resultado rompe con una racha de cuatro semanas a la baja y es el mejor incremento en nueve semanas.

Aunque los cambios no han sido tan agresivos, no durará mucho, pues se viene la reunión de la OPEP, el fin de mes (generalmente el IPC tiende a bajar en esta temporada) y se observará una toma de utilidades , comentó Alessandra Ortiz, de Masari Casa de Bolsa.

Ortiz considera que hay un cambio técnico, por lo que Masari Casa de Bolsa ajustó su expectativa del IPC de 46,200 a 45,900 puntos para el cierre del año.

La analista de Masari agregó que se tendrá expectativa hacia los buenos datos macroeconómicos en la economía local y en la estadounidense, ya que estos últimos podrían influir en la decisión de la Reserva Federal (Fed) de incrementar su tasa de interés el 14 de diciembre.

Pese a lo anterior, Signum Research comenta en un reporte quela probabilidad de que la Fed suba su tasa de interés del próximo mes es de casi 100 por ciento.

Los que impulsaron y frenaron

En la semana, el IPC fue impulsado por las acciones de Grupo México que avanzaron 10.08%, Mexichem que subieron 7.49% y Alfa que tuvieron un alza de 7.25 por ciento.

Por otro lado, las emisoras que tuvieron decrementos representativos en las operaciones del principal índice de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) fueron Genomma Lab con una baja de 2.5%, Kimberly Clark de México descendió 2.83% y Grupo Televisa que perdió 5.02% respecto al 18 de noviembre.

En datos macroeconómicos relevantes para México, se esperan noticias sobre el empleo y el desempleo, el miércoles las minutas del Banco de México y remesas familiares de octubre y, el viernes, se dará a conocer el resultado de las encuestas de expectativas económicas para el cierre de mes.

Wall Street se mantiene en máximos históricos

Los tres principales índices de Wall Street cerraron con récords máximos el viernes, respaldados por las ganancias en el sector de consumo y tecnológico, mientras los inversionistas buscaban gangas tras el alza generada después de las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

Por tercera semana consecutiva, los tres índices principales cerraron al alza, ampliando su avance desde que Donald Trump ganó las elecciones presidenciales el 8 de noviembre.

El S&P 500 marcó su séptimo cierre seguido con récord desde esa fecha. El promedio industrial Dow Jones subió 0.36%, para quedar en 19,152.14 unidades; el S&P 500 ganó 0.39%, para cerrar en 2,213.35 unidades; y el Nasdaq avanzó 0.34% para quedar en 5,398.92 unidades.

Lo que sube tiene que bajar

El auge de las acciones de EU podría hacer una pausa en los próximos días, con la mirada de los operadores enfocada en una posible continuación del ajuste monetario en los meses por venir y en un referendo en Italia que alberga el potencial de remecer a los mercados globales.

El mercado se adelantó, por lo que los clientes deben estar preparados para un retroceso , dijo John Traynor, de People’s United Wealth Management en Bridgeport, Connecticut.

Esto podría ocurrir si los datos del empleo que saldrán el viernes afianzan la visión de una Fed más firme.

Los operadores dan por descontado que el banco central subirá las tasas en diciembre, en lo que sería el segundo aumento de una campaña lenta de alzas que comenzó hace un año.

Pero la Fed podría tener más trabajo en caso de que los planes de expansión fiscal de Trump aceleren la inflación.

En el radar también están los encuentros que los países productores de petróleo sostendrán esta semana para sacar el exceso de oferta del mercado. (Reuters)

[email protected]