El bitcoin -una "criptomoneda" desarrollada en internet que no está dominada por ningún banco central y depende de las operaciones electrónicas de miles de computadores en el mundo- avanzó el domingo por la noche un 2.5% a 1,022 dólares por unidad en la plataforma europea Bitstamp, su mayor nivel desde diciembre del 2013.

Aunque la moneda digital ha sido históricamente bastante volátil -un fuerte incremento le llevó a cotizar por encima de los 1,100 dólares en el 2013- en los últimos dos años ha sido más estable.

Su máximas oscilaciones intradía en el 2016 fueron del rango cercano al 10%, algo que todavía es sumamente volátil frente a las divisas oficiales pero está marcadamente por debajo de la banda de movimientos del 2013, cuando se registraron variaciones diarias de hasta 40 por ciento.

El bitcon se vio impulsado en el último año por un aumento de la demanda en China, luego de una caída anual de 7% en el valor del yuan en el 2016, en el desempeño más débil de la moneda asiática en más de 20 años.

Datos muestran que la mayoría de las operaciones con bitcoins se realizan en China.

El bitcoin es utilizado para mover dinero en el mundo de forma rápida y anónima y no está sujeto a la autoridad de ningún banco central o entidad monetaria, lo que lo hace atractivo para los inversionistas que desean eludir controles de capital como los que aplica China.

estrategias@eleconomista.mx