El atractivo por el bitcoin no ha parado, pero este año puede ser el más negativo desde el inicio de su operación, explicó José Rodríguez, director de clientes institucionales en Bitso.

Desde junio a la fecha, la criptomoneda más popular ha tenido un rendimiento de 8.46% a 8,127.87 dólares, con un valor de mercado de 140,058 millones de dólares.

Rodríguez mencionó que, después de tres años de ganancias, este año puede ser el primero en el que bitcoin se muestre negativo. “Quizá cuando lleguemos a noviembre y diciembre no se observen los niveles del 2017. Puede ser el primer año, desde el 2014, que se muestre negativo, pero hay que tomar en cuenta que llevaba tres años con fuerte alza”, explicó.

Pese a cotizar por debajo de su máximo nivel registrado, el 16 de diciembre del año pasado, donde llegó a 19,497.40 dólares por moneda, aproximadamente 361,520 pesos al tipo de cambio de Banco de México, el bitcoin no ha dejado de reflejar ganancias.

El valor actual de la moneda refleja una rendimiento de 194.79% frente a su cotización registrada el año pasado de 2,757.18 dólares.

Debido a la euforia de la criptomoneda, el último trimestre del 2017 representó su mejor periodo, llegó a acumular un rendimiento de 226.28% a 14,156.20 dólares, desde 4,338.71 dólares por unidad.

Respecto a la segunda criptomoneda con el mayor valor de capitalización, Ethereum, refleja una corrección de 21.08% a 455.89 dólares, aunque sigue reflejando un rendimiento anualizado de 130.27% desde 197.98 dólares mostrados en el 2017.

El directivo de Bitso enfatizó que aunque esta moneda presenta una caída mayor que el bitcoin, su repunte también fue mayor que el de la moneda más popular.

Añadió que aunque la red de la principal criptomoneda sigue siendo más grande, se presentan más monedas novedosas como es el caso de EOS.

estephanie.suarez@eleconomista.mx