Los beneficios de la petrolera francesa Total cayeron en el segundo trimestre por la bajada del precio del petróleo y el gas, anunció este jueves el grupo.

El beneficio neto se redujo un 26% en relación al segundo trimestre de 2018 y alcanzó 2,800 millones de dólares, indicó el gigante petrolero y gasístico en un comunicado.

El resultado neto ajustado -que excluye elementos volátiles y excepcionales y sirve de referencia en el sector- cayó por su parte en un 19%, hasta 2,900 millones de dólares.

Es un poco menos que lo que esperaban los analistas de FactSet.

"Los mercados siguen siendo volátiles", dijo el presidente de Total, Patrick Pouyanné, en un comunicado.

El precio del barril de brent del mar del Norte solo alcanzó 68,9 dólares de media en el segundo trimestre, frente a los 74.4 dólares un año antes.

Los precios medios del gas también cayeron un 17% en un año.

El mercado está sometido a tendencia contradictorias.

Por una parte la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) junto a Rusia y otros aliados decidieron limitar la producción para apoyar los precios y por la incertidumbre en países como Libia, Venezuela e Irán.

Pero por otra parte "el entorno sigue siendo volátil, con incertidumbre sobre el crecimiento de la demanda de hidrocarburos relacionada con las perspectivas sobre el crecimiento económico mundial", indica Total.