El banco español Santander, primero de la zona euro por capitulación bursátil, anunció una caída en sus beneficios netos de 18% en el segundo trimestre del año por los costes de su reestructuración en España y el Reino Unido.

De todos modos, estos beneficios de 1,390 millones de euros (unos 1,550 millones de dólares) son superiores a los que pronosticaban los analistas entrevistados por la empresa de datos financieros Factset, que esperaban de media que alcanzaran los 1,270 millones de euros.

El banco explicó que separó 706 millones de euros este trimestre, "principalmente por costes de reestructuración previstos en España y Reino Unido", que por sí solos absorben 626 millones de euros.

Sin esas provisiones, el beneficio neto habría aumentado 5% hasta los 2,000 millones de euros, gracias al fuerte crecimiento de los créditos en Latinoamérica y la mejora de la rentabilidad en América del Norte, precisó el banco español.

erp